RECITAL DE POESÍA ANIMALISTA NAC (VI): RAFA HERNÁNDEZ

Comentarios

Rafa Hernández (Toledo, 1962) no se considera escritor, sino “un lector enfermizo de Borges, de Faulkner, de Pessoa o de Pound; un cualquiera que escribe de vez en cuando para ahorrarse unas sesiones de psicoterapia”. También de otro de los participantes en este evento, el andaluz Antonio Orihuela, por cuya obra manifiesta especial admiración.

Según consta en el perfil de una conocida red social, estudió “económicas y alguna otra estupidez más”. Tras las primeras publicaciones de juventud, abandonó la creación para centrarse en su carrera profesional. Primero en la Administración Pública, después como docente, para terminar en el ejercicio libre de lo que él califica como su “peor defecto”: la profesión de economista. Ligado al movimiento eco-libertario y muy próximo a las ideas decrecentistas de Latouche o de Taibo, difunde su pensamiento mediante conferencias y artículos de opinión que escribe con cierta regularidad para medios digitales, "los únicos en los que es posible publicar algo que suene a disidencia".

Desde 2.012 se expresa a través de un blog personal, Heterodoxia, donde se funden la defensa encendida de su visión del mundo, con músicas y con letras, sus otras grandes pasiones. Contrario a la competitividad de los concursos, parte de su obra poética ha sido incluida en publicaciones colectivas. En mayo de 2.016, presentó en Madrid el que hasta ahora es su último libro, un poemario de marcado carácter simbólico denominado Abismos.

Habitual de las reivindicaciones antitaurinas de Tordesillas o Medinaceli, enamorado de la fotografía en blanco y negro y linuxero militante, para nosotros posee una particularidad: pese a reconocerse como "más de gatos" o tal vez por ello, es socio y colaborador activo de NAC. Os dejamos unos versos pertenecientes a la obra en la que actualmente se encuentra trabajando.

Las que no cabemos.

Deberíamos fundar el partido de las que no cabemos.
De las que no cupimos en la escuela
por defecto o por exceso.
De las que no cogemos en las urnas
no es lo nuestro.
De las que expulsan de las familias
el de los garbanzos negros.
De los que permanecen insomnes en la noche
y solo alcanzan a soñar despiertos.
De las que amamos la derrota y abominamos del éxito.
De las cautivas en almas cautivas.
De los amores eternos.
De las flacas
de las gordas
de los grandes y de los pequeños.
De las que siempre sobran
de las que a despedirse nunca aprendieron
de las que llegan tarde y esperan sin fruncir el ceño.
Deberíamos fundar el partido de los improductivos
de las perdedoras
de los feos
de las que eructan y se tiran pedos.
De las que ríen sin causa
y lloran al primer intento.
De las amantes sin amor
de los pecados pequeños.
De los calvos
de las sin pelo.
De los cuerdos locos y de los locos cuerdos.
También de las cuerdas y de las locas en iguales circunstancias.

Deberíamos fundar el partido
de las muertas y los muertos
triunfar en las elecciones
y asesinar todo acto de gobierno.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.