COMUNICADO NAC MANIFESTACIÓN FEBRERO 2.017

1 comment
Otra vez febrero se teñirá de sangre. Coincidiendo con el fin de la temporada oficial de la caza con galgo, aquellos que dieron lo mejor y ya no valen, o los que nunca ofrecieron la talla esperada, padecerán el destierro, el abandono, la muerte. Otra vez febrero, el tiempo en que ya se perciben los días crecientes, se poblará de olivos siniestros, con siniestras ramas; de cuerpos sin vida por la maldad culpable de psicópatas rurales y por la codicia infinita de mercaderes sin alma. Carreteras asesinas, repletas de los cadáveres de quienes todo lo dieron en la vida. Protectoras desbordadas, padeciendo el acoso de supuestos deportistas adictos al chantaje: “ o te lo quedas o lo mato”, nos dicen con psicopático descaro. Campos colmados de seres vagabundos en cuyos esqueléticos cuerpos se dibuja el hambre. Otra vez en febrero – este año en 25 ciudades – nos concentramos para, casi en silencio, reclamar un grito que escriba basta.

Foto: Jordi González.
Mientras leemos este torpe comunicado, transitarán a nuestro alrededor decenas de humanos. Unos nos increparán afirmando que ya existen bastantes problemas en el mundo para manifestarnos por unos simples perros, como si no conociéramos nada más importante. Nos hablarán del paro, del inaceptable drama de Siria, de niños desnutridos, de un tal Trump o quizá solo en ese momento se acordarán de las víctimas de la violencia machista. En su ignorancia culpable, olvidan que todos esos males obedecen al mismo principio: el de la dominación ejercida por quienes pueden contra aquellos que por indefensión, por instinto natural o por simple ingenuidad bondadosa, carecen de los medios para oponerse. Los animales, tanto las presas como los que alejados de su natural condición depredatoria, son convertidos en verdugos inocentes, están para eso nos dirán. Y a nosotros nos sonará una melodía conocida. La misma que se interpretaba en la Europa de mediados del siglo XX, contra quienes no pertenecían a una supuesta raza superior; idéntica a los ecos de los esclavistas en la América de la libertad; o a la que coreaba la Orquesta Filarmónica Patriarcal frente a las hembras humanas que reclamaban su derecho al sufragio.

Otros, los más cercanos, nos recriminarán que no es suficiente, y cuestionarán que por qué solo no a la caza, y solo a la caza con galgos. Porque por algo se empieza, contestamos. Porque salimos al campo y vemos los perros abandonados, convertidos en residuo de una industria cinegética que primero los consideró materia prima. Porque nos avergüenza que nuestra tierra, a la que queremos como el que más, pero sin tanto aspaviento, siga siendo ejemplo de crueldad. Porque nacimos con el deseo de formar parte de la génesis de un nuevo tiempo en el que el odio se sustituya por el amor, la competencia por la cooperación y el gozo criminal de unos pocos por el sano disfrute colectivo.

Como las viejas películas de haluro de plata, propias de las cámaras fotográficas del pasado siglo, nuestro NO A LA CAZA de este año, aspira a convertirse en un negativo que, al positivarlo, se transforme en un sí a la igualdad entre las especies; en un sí a los derechos de todos los sintientes; en un sí a la solidaridad, al afecto, a la cooperación, a la paz, al respeto, a las tiendas libres de productos obtenidos mediante la cosificación de los otros animales, a los circos con malabaristas, con magos o con payasos, pero sin seres tratados a golpes; en un sí a la tradición sin muerte, a la hermandad, a la justicia, a la naturaleza, al futuro, al aire limpio, a las aguas bravas y a los mares sin plásticos.

Porque creemos que, como reza el eterno lema de las manifestaciones animalistas, un mundo mejor solo resulta posible sin toros en las plazas, sin carne en los mercados y sin cuero en los zapatos, os pedimos que coreéis con nosotros: NO A LA CAZA CON GALGOS, NO A LA CAZA, SÍ A LA VIDA.

Plataforma NAC, 5 de febrero de 2.017.

1 comentario:

  1. Gracias! Ojala el próximo año salgamos en todas las ciudades. Un saludo

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.