Granjas cinegéticas, la verdad de la caza

Granjas cinegéticas

La verdad de la caza



Una falacia repetida en cada temporada: el mito de la sobrepoblación se convierte en el pretexto de la matanza. La estrategia resulta tan simple como eficaz. Primero eliminan los depredadores naturales (lobos, zorros, linces, rapaces, reptiles…), la «competencia» de las empresas del sector cinegético; después, llenan los cotos con individuos criados en granjas, que garantizan capturas masivas, imprescindibles para la rentabilidad de su negocio. Miles de euros invertidos en publicidad, más o menos disfrazada de información, de deporte y hasta de protección de los cultivos o de la naturaleza, sostienen un gremio que se lucra a fuerza de sustituir el verde de los prados por el rojo de la sangre animal. Las imágenes de las últimas semanas con jabalís, ciervos o corzos buscando alimento en ciudades desiertas forman parte de esta campaña.

Bajo esas condiciones, las presas, como ellos las denominan, no tienen la menor oportunidad de supervivencia. Alimentadas con pienso, sin hábito de protegerse en el medio salvaje, se transforman en dianas vivas para saciar el apetito de muerte de los que disparan. El método se repite con independencia de la modalidad. El mismo principio sirve en una montería que en una tirada de perdices. Fieles a la lógica capitalista de la ley de Say, la oferta crea su propia demanda, los propietarios de los derechos de caza fabrican el problema para que la solución pase por inundar de dígitos sus cuentas bancarias.



Los efectos de estas prácticas resultan devastadores. Los daños al medio se unen a la masacre animal en un cóctel perfecto que asesina la biodiversidad, destruye el equilibrio natural y convierte los campos en factorías de dianas vivas, listas para ser vendidas al mejor postor. La sobrepoblación deja de ser una razón que justifica la caza para constituirse en su consecuencia interesada.

Para infortunio del grupo de presión cinegético, las frases anteriores no son afirmaciones gratuitas. Se sustentan sobre los datos. En 2016, por ejemplo, se cuantificaban en 309 las granjas españolas destinadas a la cría en cautividad de conejo de monte, con una producción anual superior a los dos millones de ejemplares (Departamento Ciencias Agroforestales, ETSIA, Universidad de Sevilla). En 2014, el Ministerio de Agricultura hablaba de 1235 explotaciones de perdiz; mientras la propia UNAC (Unión Nacional de Asociaciones de Caza) reconocía en su informe de 2018 que las sueltas de esa especie se situaban entre los cuatro y seis millones por año. Solo en la provincia de Ciudad Real, existían en 2019, según los datos oficiales, 60 granjas cinegéticas, de las más de 130 distribuidas por el territorio de Castilla-La Mancha.



Por encima de los números, la farsa se descubre a través de las confesiones. El conocido Informe Prada, elaborado en 2018 por la antes citada UNAC, dice textualmente en su página 9: «No solo crece el número de granjas cinegéticas legales. Al calor del dinero, surgen multitud de ecodelincuentes dispuestos a saltarse todas las normas, abriendo granjas cinegéticas ilegales que, por desgracia y debido a la demanda existente, acaban colocando en el campo sus ejemplares, con los importantes riesgos que ello acarrea, entre otros, el sanitario».

En la misma línea, se expresaba don Luis Fernando Villanueva, presidente de APROCA (Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente) cuando, en reciente entrevista al diario La Tribuna de Ciudad Real, destacaba «el problema de falta de especies que tiene actualmente el campo».

La tan manida sobrepoblación no existe o, al menos, no se produce de forma natural. Es el pretexto o la consecuencia de una actividad, la cinegética, que llega a lucrarse en más de 3500 euros por matar un ciervo, por encima de los 2000 con un muflón, un gamo o un jabalí y hasta casi 1500 por una pobre cabra. La caza no es la solución, sino la causa. El negocio de la muerte, de la mentira y de la destrucción. 




#ElNegocioDeLaCaza 

Otras fuentes: 

CADENA PERPETUA (Ofelia Alcántara)


CADENA PERPETUA es un proyecto que habla sobre los  animales que viven en los zoológicos, de lo perjudicial que es para cada individuo la cautividad y las diferencias a las que se ven sometidos los animales encarcelados respecto a su vida en libertad.


Con la creencia  firme  que la  educación y la comunicación es la clave del inicio del respeto hacia otras especies, nace esta  exposición que brinda al espectador la oportunidad de informarse de la realidad sobre los zoológicos.

 A menudo los zoológicos se  escudan argumentando que su labor protege y ayuda a las especies que se encuentran en peligro  de extinción. Pero la cautividad y todos los problemas que deriva, no puede ser una protección.

Animales tan próximos a nosotros como es el oso pardo o el lobo ibérico, que se encuentran gravemente amenazados no necesitan que les encarcelen en un foso de hormigón en la capital, lo que  necesitan es que se le catalogue como especie protegida, y que se luche contundentemente contra la caza legal e ilegal. No necesita padecer zoocosis debido al cautiverio y la falta de libertad, lo que de verdad necesitan,   es que ninguna persona para satisfacer su ego personal les dé caza para posteriormente exhibirlo en las redes sociales.

Los zoológicos albergan miles de historias tristes tras sus barrotes, una por cada individuo cautivo y es nuestra labor como ciudadanos conocerlas y poner fin a la existencia de las cárceles de los inocentes.

Gorilas que viven la maternidad tras una vitrina, leones que intentan proclamar su reinado animal sobre el cemento, elefantes que no pueden llevar a cabo sus travesías diarias, pingüinos que viven bajo un techo sin posibilidad de ver la luz natural, e incluso cabrás montesas que envisten contra los muros de la desesperación.

La caza llevo al borde de la extinción a principios del siglo XX a la cabra montesa, fue entonces cuando personas cercanas al Rey Alfonso XIII creo el Refugio Real de Caza de Sierra de Gredos para recuperar la especie y posteriormente poder volver a las cacerías. Por tanto, es lógico pensar que estas características y la capacidad de empatizar con el sufrimiento animal van ligadas y quien no maltrata, tampoco caza y no favorecerá los zoológicos.

El respeto a los animales es clave en la evolución de la sociedad  y quien ama y respeta a los animales no los someterá a ninguna actividad lúdica para el ser humano si esto supone un sufrimiento para los animales no humanos. 


Lemur de cola anillada
(mamífero)


Zoológico: Zoo de Madrid
Hábitat natural: Madagascar
Datos: Existen más de 100 especies de lémures y el más conocido es del de cola anillada (protagonista de la fotografía). Las hembras poseen glándulas odoríferas en la zona genital mientras que los machos también en muñecas y hombros y cada una produce olores diferentes segregando hasta 300 sustancias químicas sirviendo de lenguaje entre congéneres para detectar heridas, enfermedades o incluso posición social. 
Amenazas: Perdida de hábitat a causa de las desforestaciones y trafico ilegal para su venta posterior como mascotas. 
Situación: Situación en peligro de extinción por la UICN siendo una de las especies más amenazadas de Madagascar en el que se estima que quedan menos de 2500 individuos en libertad. 
Comportamiento en libertad: Grupos matriarcales de hasta 30 individuos en territorios que abarcan 35 hectáreas. Comparten con sus congéneres casi todas las actividades diurnas y de descanso. Son muy inteligentes capaces usar herramientas y resolver conflictos.
Comportamiento en cautiverio: Aunque en los zoológicos se mantienen en grupos numerosos no disponen del espacio ni el enriquecimiento ambiental suficiente. Son animales que pasan un tercio del día en el suelo recorriendo espacios en busca de alimento, algo que en los parques temáticos no ocurre.
 
León Marino (mamífero)


Zoológico: Faunia (Madrid)
Hábitat natural: En todos los océanos excepto el Atlántico
Datos: Existen 7 especies de león marino siendo el León Marino Californiano el más elegido en los zoológicos para los espectáculos por su gran inteligencia.
Amenazas: Aunque existen leyes contra la caza de los leones marinos, en algunos países como Japón no se aplican. El calentamiento global y el aumento de la temperatura del agua es otro de los factores preocupantes para la supervivencia de estos animales. La limpieza de los océanos es fundamental para evitar las enfermedades frecuentes.
Situación: Se encuentra en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en peligro de extinción.
Comportamiento en libertad: Conviven en comunidades grandes siendo muy sociables, aunque en época de apareamiento compiten por su territorio. Son grandes nadadores, aunque lentos en medios terrestres y les gusta tomar el sol. Poseen una capa de grasa similar a los osos polares para preservar la temperatura corporal.
Comportamiento en cautiverio: El mantenimiento de estos animales es muy costoso por ese motivo la mayoría de los zoológicos mantienen estos seres en comunidades pequeñas en un espacio muy inferior al que tendrían en libertad. En libertad los leones marinos desarrollan enfermedades en su edad adulta asociados a los humanos como neumonías y cáncer y numerosos estudios demuestran que los cachorros son inmunes a estas enfermedades, pero los miembros que viven en cautividad pueden desarrollar estas enfermedades desde el primer año de vida.

Oso pardo (mamífero)


Zoológico: Zoo de Madrid
Hábitat natural: Alaska, Mongolia y Europa
Datos: Su dominio vital depende de la calidad del hábitat, la estación del año y el sexo, los machos suelen abarcar entre 1300 y 1600 km2, mientras que las hembras y sus oseznos recorren un territorio de hasta 225 km2. Es un animal de gran curiosidad y con la necesidad de moverse en libertad.
Amenazas: La caza y la destrucción del hábitat. Es necesaria la implicación política para delimitar y preservar su espacio. Destinar recursos económicos para su protección y garantizar el éxito reproductivo.
Situación: En peligro de extinción. En España e Italia viven las poblaciones de oso pardo más amenazadas.
Comportamiento en libertad: Los machos son solitarios y sus encuentros con otros animales de su especie suelen ser casuales o en época de apareamiento. Son nocturnos y desde noviembre hasta marzo, dependiendo de la situación climática, realizan su periodo de hibernación. Son animales con gran necesidad de andar y recorren de hasta 20 km en 12 hrs.
Comportamiento en cautiverio: Presentan comportamientos estereotipados, balanceo, depresión, estrés, locución, etc. Denominado zoocosis, derivado del cautiverio. La falta de espacio y de motivación mental provocan que los osos sean unos de los animales que más acusen el encierro. 

Elefante (mamífero)


Zoológico: Zoo de Madrid
Hábitat natural: Regiones de África e India
Datos: Es el animal terrestre más grande del planeta y desempeñan un papel clave en el ecosistema ayudando a mantener el equilibrio de la biodiversidad en el hábitat que comparten con otras especies. Tiene sistemas sociales sofisticados con lazos afectivos muy fuertes en el que entienden el concepto de mortalidad mostrando luto a sus muertos.
Amenazas: La caza ilegal (pero no erradicada) por el comercio de marfil, les ha llevado al borde de la extinción. Un nuevo informe científico advierte que pueden desaparecer en 23 años. Hoy en día la mayor amenaza para los elefantes africanos es la caza furtiva que alimenta el trafico ilegal de marfil, mientras que los elefantes asiáticos luchan contra la perdida de hábitat y el conflicto entre elefantes y humanos que esto genera. Solo podrá ser salvado si se elimina por completo la demanda de marfil y se mejora la vida de las personas que conviven con elefantes.
Situación: Lista roja de animales en peligro de extinción según la UICN.  15.000 elefantes son asesinados cada año por los cazadores legales y furtivos, produciendo un comercio que mueve millones de euros por año entre comercio de marfil y la caza como deporte.
Comportamiento en libertad: Viven en grandes comunidades matriarcales donde la manada al completa cuida de las crías. Caminan diariamente entre 5 y 13 km (algo inexistente en la vida en cautiverio debido a la falta de espacio). Cuando la manada es demasiado grande o hay escasez de alimento se separan en grupos mas pequeños para aumentar la posibilidad de supervivencia.
Comportamiento en cautiverio: Se reduce la esperanza de vida en 40 años. Padecen estrés, depresión, picos de tensión y enfermedades en las patas derivadas de la falta de ejercicio. Son extremadamente inteligentes y son conscientes de su situación de cautiverio, pero son dóciles y amables, solo presentan agresividad si notan peligro para sus crías.
 
Lechuza (ave, rapaz nocturno)


Zoológico: Faunia Madrid
Hábitat natural: Presente en casi todo el mundo excepto en regiones muy frías como el Ártico, en puntos desérticos o excesivamente áridos, Indonesia islas del Pacifico y al norte del Himalaya.
Datos: Con un disco facial que actúa a modo de parabólica y unas orejas posicionas a distinta altura logran triangular la posición del origen del sonido, a esto se le llama ecolocalización.
Amenazas: Perdida de alimento, transformación del medio agrario, envenenamiento por plaguicidas y raticidas, atropellos e incluso comercio ilegal como mascotismo.
Situación: Especie protegida. No esta considerada en peligro de extinción sin embargo la población esta en declive en un 18 % en los últimos años.
Comportamiento en libertad: Animales nocturnos, de vuelo elegante, silencioso y ágil debido a la estructura especial de su plumaje. No son muy territoriales, pero se mueven en un radio alrededor de 1km. En época de reproducción se unen en parejas durante la noche.  Los sitios preferidos para descansar son agujeros en los arboles, chimeneas y edificios en desuso. 
Situación y comportamiento en cautiverio: Diurnos, encadenados sin posibilidad de vuelo, sin posibilidad de movimiento u ocultamiento. 

Pingüino (ave no voladora)


Zoológico: Faunia Madrid
Hábitat natural: Zonas frías del hemisferio sur.
Datos: Existen 17 tipos de especies diferentes.
Amenazas: Caza indiscriminada, perdida de hábitat, calentamiento global y en ocasiones quedan atrapados en redes de pesca.
Situación: El pingüino es uno de los animales más sensibles al cambio climático. Hay especies que están desapareciendo debido a la perdida de plataformas de hielo. Se encuentran en la lista roja de UICN en estado de vulnerabilidad.
Comportamiento en libertad: Colonias de cientos e incluso miles de ejemplares, dependiendo de la especie. Confían en el humano. Son grandes nadadores y tanto el macho como la hembra tienen una gran responsabilidad de proteger sus huevos.
Situación y comportamiento en cautiverio: Se han observado comportamientos sexuales anómalos, algo que no ocurre en libertad.  Son susceptibles de contraer enfermedades infecciosas.  Padecen estrés, comportamientos anormales e inclusos se han detectado casos depresivos. 

Rinoceronte (mamífero)


Zoológico: Zoo de Madrid
Hábitat natural:  Continente africano y asiático
Datos: Anteriormente existían más especies, pero fueron extintas, en la actualizad hay 5 especies diferentes de rinoceronte.
Amenazas: Aproximadamente 1200 rinos son asesinados cada año debido a la demanda de cuerno pulverizado, al que erróneamente se le atribuyen poderes curativos, a pesar de que su comercio internacional se prohibió en 1977. La segunda gran amenaza es la perdida de hábitat (expansión agrícola, infraestructuras y asentamientos humanos)
Situación: Se encuentra en la lista roja de especies amenazadas.
Comportamiento en libertad: Animales solitarios, tan solo tienen relaciones las madres con sus crías. El territorio vital recorrido de cada ejemplar puede alcanzar los 90 kms.
Situación y comportamiento en cautiverio: No disponen de espacio suficiente para trasladarse. A menudo las crías son separadas de las madres antes de tiempo para forzar a las progenitoras a una nueva etapa de reproducción algo que perjudica seriamente en la enseñanza de sus descendientes.

Chimpancé (mamífero)


Zoológico: Zoo de Madrid
Hábitat natural: África
Datos: De gran inteligencia y similitud en las relaciones sociales con el humano. Compartimos el 98 % de ADN. Existen dos especies, el común con el que la gente esta más familiarizada y el bonobo.  Son muy parecidos físicamente pero son distintos evolutivamente y en su desarrollo cerebral.
Amenazas: El ser humano es su principal y fuerte amenaza debido a la caza por el comercio de carne y la perdida de hábitat generado por agricultura y la minería.
Situación: En peligro critico de extinción según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.
Comportamiento en libertad: Animales necesitados de gran espacio y dinamismo intelectual, desarrollan su cerebro creando herramientas que les ayuda en su rutina diaria e interactúan con sus congéneres para afianzar las relaciones sociales.
Situación y comportamiento en cautiverio: No disponen del espacio ni enriquecimiento ambiental suficiente para poder desarrollarse ni física ni intelectualmente. Presentan comportamientos estereotipados, así como alteraciones del descanso, ocultamiento, depresión y otras enfermedades físicas atribuidas habitualmente a animales humanos

Titi León Dorado (mamífero)


Zoológico: Faunia Madrid
Hábitat natural: Brasil, solo se encuentra en el estado de Rio de Janeiro
Datos: Son unos magníficos dispersores de semillas, lo realizan en los lugares más favorables de acuerdo al ambiente contribuyendo a la regeneración natural de la selva de Brasil. Son de los pocos primates que tienen partos gemelares con frecuencia.
Amenazas: Se encuentran en peligro de extinción debido a la perdida de hábitat por la deforestación causada por la ganadería industrial. Otro factor es la adquisición de este animal como mascota. Actualmente quedan unos 1000 individuos en estado silvestre y otros 500 en cautividad.
Situación: Catalogado en la lista roja de animales en peligro de extinción en estado critico.
Comportamiento en libertad: Viven en familias de hasta 8 miembros, afianzado las relaciones entre sí y cuidando la familia al completo de las crías.
Comportamiento en cautiverio:  A menudo se encuentran en solitario, en espacios muy reducidos no pudiendo desarrollarse naturalmente. Diferentes estudios han demostrado que los niveles de cortisol (una hormona que se libera como respuesta al estrés) fueron mayores en animales cautivos con comportamientos estereotipados.

Jirafa (mamífero)


Zoológico: Zoo de Madrid
Hábitat natural: Continente africano
Datos: Existen diferentes tipos de jirafas y son reconocibles por sus manchas. El dimorfismo sexual se distingue en los cuernos, las hembras tienen pelo en la parte superior de ellos.
Amenazas: La población de jirafas ha disminuido notablemente debido a la caza, la perdida de hábitat, los cambios ecológicos y los disturbios civiles como milicias rebeldes u operaciones militares.
Situación: Se encuentra en la lista roja de especies en extinción catalogada como vulnerable.
Comportamiento en libertad: Viven en comunidades, con estrategias claras para proteger a sus cachorros, siendo grupos de hasta 60 individuos dependiendo si existen crías, si hay abundancia de alimento o si existe presencia de depredadores naturales como el león.
Se alimentan de las copas más altas, siendo las hojas de acacias sus preferidas.
Comportamiento en cautiverio: Uno de los grandes problemas es la falta de enriquecimiento ambiental. La alimentación en cautividad se basa en heno de alfalfa y pienso de herbívoros reduciendo la concentración de proteínas y aumentando la de almidón y azucares que pueden provocar problemas de salud.

Orangután (mamífero)


Zoológico: Zoo de Madrid
Hábitat natural:  Borneo y norte de Sumatra
Datos: Orangután en lengua maya significa “Hombre del bosque” y comparte con el humano el 97% del ADN. Existen 3 especies, el de Sumatra, el de Borneo y un ultima descubierta en 2017 llamada Tapanuli. Tristemente, aunque es una especie reciente encontrada ya se encuentra gravemente amenazada en la que solo hay 800 ejemplares.
Amenazas: En los últimos 15 años se ha deforestado el 60% de la selva, debido al cultivo de palma, provocando que haya 25 orangutanes menos cada día.
Situación: Se encuentra en peligro de extinción en situación critica en la lista roja de la UICN.
Comportamiento en libertad: Viven en familias las hembras y crías durante varios años, mientras que los machos suelen ser solitarios. Son animales dinámicos que viven en la copa de los arboles, donde hacen sus nidos para dormir y descansar.  Son capaces de crear herramientas que les ayuda en su rutina diaria.
Comportamiento en cautiverio: La tasa de reproducción es lenta ya que cuidan de sus crías hasta los 7 años de edad. Algunos zoológicos para acelerar el proceso separan a los bebes de sus progenitoras para que estas puedan reproducirse de nuevo, algo totalmente perjudicial pues priva a la cría de la enseñanza natural de su madre. Para el resto de primates al igual que los humanos los primeros años de vida son clave para el desarrollo cognitivo del individuo. 

Leona (mamífero)


Zoológico: Zoo de Madrid
Hábitat natural:  Sur del desierto del Sáhara y un pequeño grupo en el bosque Gir de la India. Antiguamente también se encontraba en Europa pero desaparecieron en este territorio.
Datos: Es el segundo felino más grande del mundo. Su dimorfismo sexual se caracteriza por la melena existente en machos.
Amenazas: La perdida de hábitat, los conflictos con humanos y la caza hace que se estime que solo quedan menos de 30.000 ejemplares en el mundo.
Situación: Se encuentra amenazada en la lista roja de UICN en estado de vulnerabilidad.
Comportamiento en libertad: Viven en comunidades grandes habitualmente de 2 machos, una docena de hembras emparentadas y sus crías. Son animales que cuidan las relaciones sociales. Las hembras se encargan de la caza mientras que los machos cuidan el territorio.
Comportamiento en cautiverio: Es posiblemente el animal más común en cautiverio, se sabe que el imperio romano lo encarcelaba y lo usaba en sus espectáculos, pero la sociedad egipcia fue de las primeras en tenerlos a su merced. El Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales (International Fund for Animal Welfare) calcula que más de 100,000 especies de grandes felinos se encuentran cautivos en propiedades privadas de Estados Unidos. Un estudio realizado en el Zoo Botánico de Jerez pone de manifiesto que la presencia del público afecta al comportamiento de los felinos en cautividad. El estudio titulado “Efecto de los visitantes sobre el comportamiento de felinos en zoológicos” realizado por Pilar Suárez Solar, estudiante del Máster en Etología de la Universidad de Córdoba ha puesto de manifiesto la influencia negativa de la presencia de los visitantes sobre el comportamiento de diversas especies de felinos en cautividad.
 
Gorila (mamífero)


Zoológico: Zoológico de Madrid
Hábitat natural: Congo (África)
Datos: Como los humanos, los gorilas se reproducen muy despacio. Dan a luz una cría cada vez y cuidan de ella durante varios años antes de volver a reproducirse.
Amenazas: Destrucción de hábitat, caza y comercio de su carne y enfermedades susceptibles de contagio a través de humanos como el ebola o infecciones respiratorias.
Situación: Un estudio liderado por WCS en 2018 muestra que existen más gorilas de los que se creía aunque la especie continua “críticamente amenazada” según UINC( Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza). El 80 % de los gorilas viven fuera de las áreas protegidas. Frenar la caza, la destrucción de bosques y la tala ilegal son esenciales para para salvarlos.
Comportamiento en libertad: Viven en comunidades grandes lideradas por un macho alfa denominado “espalda plateada” que es el encargado de proteger al grupo y tomar las decisiones. Las hembras se encargan de sus hijos hasta que la cría alcance la adolescencia. El grupo pasa el día desplazándose en busca de alimento y cada noche construye un nuevo nido donde descansar.
Comportamiento en cautiverio: La gran semejanza con los seres humanos tanto física como en el proceso de pensamiento hace que los gorilas se sientan incómodos en cautiverio. Necesitan más espacio, respetar sus jerarquías y costumbres y sobre todo una actividad mental de la que carecen cuando están encerrados. Esto se traduce en agresividad, sedentarismo, aburrimiento, etc derivado de los problemas mentales causados por el cautiverio. También se dan casos de obesidad y enfermedades comunes en los humanos como neumonía, infecciones bacterianas y virus como el sarampión debido al contacto con humanos.
 
Cabra Montesa


Zoológico: Zoológico de Madrid
Hábitat natural: Áreas montañosas de España y norte de Portugal
Datos: El único depredador natural de la cabra montesa es el lobo, pero debido al hecho de que este se encuentra gravemente amenazado con motivo de las cacerías, la población de cabras ha ido en aumento por lo que algunos ayuntamientos dieron orden de abatir a centenares de cabras. Una política antinatural que rompe el ecosistema y la cadena alimenticia.
Amenazas: La caza las llevo al borde de la extinción a principios del siglo XX, fue entonces cuando personas cercanas al Rey Alfonso XIII creo el Refugio Real de Caza de Sierra de Gredos para recuperar la especie y posteriormente volver a cazarla.  

Gibon (mamífero)


Zoológico: Zoológico de Madrid
Hábitat natural: Nativos del sudoeste asiático, repartidos entre Myamar, la península malaya y Sumatra. Antiguamente también ocupo el sur de China donde en la actualidad ha desaparecido.
Datos: Los gibones son simios homínidos, primates sin cola incluidos en la misma superfamilia de los seres humanos.
Amenazas: Sus principales problemas son la perdida y degradación de su hábitat a causa de la producción de aceite de palma, junto con la caza para posteriormente ser vendidos como mascotas ha hecho que sean de los primates más amenazados del mundo. Actualmente el comercio esta prohibido y aunque se han implementado programas de protección aún no se han obtenidos los resultados esperados. 
Se ha detectado que la presencia de visitantes podría estar ejerciendo efectos negativos, puesto que algunos estudios señalan que los días de apertura en los parques temáticos estos felinos realizan poca o ninguna actividad y relegan las ocupaciones a los momentos en los que no se sienten observados.
Situación: En la lista roja de la UICN, se encuentra como preocupación menor.
Comportamiento en libertad: Su territorio abarca entre los 2 y 7 km por familia. Arbóreos principalmente, son braquiadores por excelencia debido a la gran longitud de sus brazos y pueden desplazarse a través del balanceo de una rama a otra usando únicamente los brazos, consiguiendo incluso desplazamientos de hasta 9 metros de un solo balanceo.  Tienen un canto único que se escucha a varios kilómetros de distancia y que utilizan tanto para defender su territorio como para encontrar pareja.
Comportamiento en cautiverio: Como en el resto de simios los gibones se sienten incómodos en su vida en cautiverio puesto que no pueden desarrollarse ni física ni mentalmente como lo harían en libertad. Su comportamiento se ve alterado presentando ocultamiento, estrés y estereotipias como un indicador de falta de bienestar.


@foto_ofe

¿Cuántos perros de caza se abandonan cada año en España?

¿Cuántos perros de caza se abandonan cada año en España?

 Esa es la pregunta de cada año. ¿Cuántos perros de caza se abandonan en España?¿Cuántos galgos se abandonan cada año en España? Todos los años asistimos al baile de cifras entre los datos oficiales del Seprona, de la Fundación Affinity y de las protectoras.

Los datos del Seprona:
Esos datos son prácticamente anecdóticos. Para Seprona el número de galgos abandonados al año apenas pasa de 8, dato que prácticamente cualquier protectora de España desmontaría sin problema con sus propios datos de galgos rescatados.

Estos son los datos de GALGOS RECOGIDO EN UN AÑO por algunas protectoras
FBM recogió 795 galgos
ACUNR recogió 250 galgos
BaasGalgo recogió 118 galgos
Pro-Galgo recogió 75 galgos
Galgos del Sur recogió 250 galgos
Galgos del Sol recogió 113 galgos






Artículo de el ABC del pasado día 5 de marzo: El Seprona desmonta la mentira animalista sobre los galgos abandonados por cazadores



En este otro artículo publicado el diario El Mundo (artículo) el Servicio de Protección de la Naturaleza reconoce que los datos del Seprona tan solo recogen los datos de sus actuaciones.

“En las estadísticas de la Guardia Civil constan únicamente los datos de actuaciones de sus unidades que, bien por hallazgos casuales o bien por haberse puesto en conocimiento de alguna de ellas un hecho de este tipo, han derivado en algún tipo de intervención", matizan desde la Jefatura del Seprona, conscientes de que sus datos son incompletos porque no recogen todos los casos de violencia o abandono contra estos perros de caza. Por ejemplo, de la acogida de canes abandonados muchas veces se ocupan los ayuntamientos o, si los consistorios lo permiten, entidades privadas como las ONG. "No tienen la obligación de informar a la Guardia Civil de esas actuaciones, por lo que esos datos en ningún caso se incorporan en nuestra estadística", recalcan desde el Servicio de Protección de la Naturaleza". (SEPRONA)

En el artículo publicado en septiembre del 2017 por el diario Público (artículo) dice que, según estadísticas de la Guardia Civil el 40% (27.724) de los perros maltratados son perros de caza y admite que El Seprona no recoge todas las cifras de maltrato a perros En su respuesta a la senadora María Isabel Mora, del grupo parlamentario Unidos Podemos en 2017, el Gobierno reconoce que el Seprona “no tiene constancia estadística” de estas actuaciones, de lo que se deduce que las cifras de maltrato son en realidad muy superiores, aunque no existe ningún organismo que recopile estos datos.”

Con esto queda más que demostrado e incluso reconocido por la Guardia Civil y el Gobierno de España que los datos del Seprona están alejados de la realidad del abandono y maltrato de estos animales en España.





Los datos de la Fundación Affinity
La Fundación Affinity cada año publica un estudio sobre abandono de animales con los datos que algunas protectoras de animales hacen llegar a dicha Fundación. Por lo tanto cuando Affinity habla de ABANDONO realmente habla de perros RECOGIDOS por algunas protectoras.
Según su estudio, en España en 2018 se abandonaron 104.688 perros en 2018, siendo la primera causa de abandono las camadas indeseadas 15,3% y la segunda con un 12,6% el fin de la temporada de caza. 


Siendo el fin de la temporada de caza el mes de febrero y siendo el porcentaje del 12,6% del abandono total, podemos decir que: Tan solo en un mes, en febrero, se abandonan 13.190 perros de caza según los datos de la Fundación Affinity


Siento el total de perros de caza abandonados anualmente en España 74.328


¿Cuántos perros de caza de abandonan al año?
Para poder sacar los datos de perros de caza abandonados anualmente nos tenemos que fijar en los porcentajes de perros de caza recogidos por protectoras y grupos de rescates.
FBM 95%, SOS Rescue 75%, Bimba Rescate Animal 62%, Asociación Defensa Animales Segovia 45%, SOS Galgos 99%, Baasgalgo 99%, Arca Sevilla 23%
Preguntadas y usando los datos de siete protectoras, la media de perros de caza recogidos es del 71%  


¿Cuántos galgos son abandonados en España?
Según los datos ofrecidos por la Federación Española de Galgos al diario El Mundo (artículo) en 2015, en España hay aproximadamente 200.000 galgos. 
Buscando en la web del Club Nacional del Galgo Español vemos que la edad ideal para competir con el galgo es de 22-26 meses la hembra y de 24-30 el macho
Eso nos dice que a los 3 años el galgo deja de estar en su momento ideal para competir con lo cual ya no sirve para los intereses del galguero y solo le queda ser desechado o usado para la cría si ha sido muy bueno.
Si cada 3 años se desechan mínimo 200.000 galgos, ¿Cuántos galgos “sobran” cada año?  Nuestros cálculos son de 66.666 galgos “dejan de ser útiles” cada año.


  • Podéis contactar con Fundación Affinity en este correo: estudioabandono@dep.net
  • Ayuda a realizar su estudio anual sobre abandono mandando rellenando este FORMULARIO con los datos de tu protectora o asociación.

Con la tecnología de Blogger.